Todo queda atrás




Todo lo bueno se acaba amigos.
Mañana ya vuelvo al rico asfalto madrileño, con el buen sabor de los muffins de arándanos en la boca y de unos buenos gin-tonics a falta de pintas.
Eso si, se ha triunfado.
No tanto como con los hermanos Distryto 13, que donde van lo parten, se quedan con la gente, encandilan a los niños, se ligan a las turistas...
Pero no se ha dejado un mal listón. Además, volvemos con el deber cumplido: ya se puede decir que hemos coreado a pleno pulmón, en un pub de Londres, animando al resto del local, canciones como ésta:

música
Distryto 13, Todo queda atrás.






Las fotos, a ver si me organizo, a la vuelta.

"¿Por qué, negar,..."

Entradas populares