Crónica del concierto del señor Manson.






música

Llevaba ya mucho tiempo con la entrada comprada.
Tanto Jaime como yo estábamos espectantes de ver el show que el señor Marilyn Manson iba a montar:especulábamos con cabras sacrificadas, escrementos, tal vez alguna barbaridad más grande como una corrida de toros...

El caso es que sobre las siete y media empezamos a pasar dentro del Palacio de los Deportes:
Primera decepción: el sitio estaba a medio llenar.
Nos fuimos inmediatamente encima de la mesa de mezclas para disfrutar de los teloneros esOterica:
Un grupo con más caña de la que dio luego el propio Manson. Tienen un buen sonido, muy bestia, pero bien equilibrado.
Segunda decepción: escenario pobre. De cara a teloneros puede estar bien... pero para lo que han costado las entradas...
Tercera decepción: el público parecía más bien en el parque de atracciones que en un concierto de este hombre: señoras de 60 años, niñas de 6 llamando al vendedor de cerveza para que sus padres compraran...



Cuarta decepción: Comienza el concierto: El Sr. Manson vino a cobrar. Llegó, tocó una hora y cuarto (bien tocado, eso si todos los temas) y se fue.
Comenzó fuerte (musicalmente, pues visualmente fue muy soso), pero se acabó pronto, y sin excesiva vistosidad: en las ventas hay todos los domingos más sangre y más gritos.

En fin, un dinero mal invertido y un mito que se me ha caído.



Os dejo con la canción que cerró el ¿concierto?

música

Marilyn Manson Purple, The beautiful people



Entradas populares