the kids aren't alright

Dos botellas de vodka pueden ser suficientes para despedir hasta el próximo junio a sttr. Pero no son suficientes para la resaca que conlleva despedirse de dos de los grandes. El núcleo fiestero del equipo 15 ayer vivió su último botellón en dos años. Los 4 de "no nos perdemos una" casi caimos al césped (emoción más el pedo de algunos, eh warja?).




Un directo espectacular, de esta canción que fue de las primeras que tocamos en el Delta.
Offspring, The kids aren't alright.


A montarla y pasaoslo genial.

Entradas populares