8, diciembre


Los sábados, como todo el mundo sabe, son mejores que los domingos.
Un domingo un adicto al azúcar se queda en casa y se sube por las paredes.

Un buen sábado empieza el viernes.
Un buen sábado tras haber robado una manta ( y un colchón)te levantas tan pancho.
Un buen sábado, cuando encuentras el móvil, te llaman una panda de borrachos para tomarse un buen chivas viendo el concierto de héroes.


En la foto falta Ángel, cuajador de tortillas.

Entradas populares